En el ámbito de la educación del siglo XXI es importante ser conscientes de la importancia de las TIC (Tecnología de la información y la comunicación) elección de uso adecuado y llegar a acuerdos para definir su uso del cuándo y cómo debe usarse según la visión de Giráldez. No se puede vivir absortos en el siglo XXI y obviar la tecnología en el aula y evitar la inmersión en la enseñanza y aprendizaje desde múltiples vertientes con el uso de internet y sus variantes en todo el proceso desde la introducción del conocimiento desde una búsqueda liviana hasta la práctica más compleja, por medio de estudios en diferentes apartados en la enseñanza musical que nos ocupa como docentes.
Los profesores, testigos de la revolución que nos ha tocado vivir debemos estar conscientes y preparados para los nuevos retos que nos aportan nuevos enfoques o perspectivas respeto a la introducción y el cómo la música en las aulas se puede impartir con nuevas perspectivas de estudio. Es importante aunar esfuerzos para la integración y la adaptación en el aula diversa de multitud de alumnado diverso en cuanto a conocimiento intrínseco y facilidad para la utilización de las TIC que posean.
Reforzar y beneficiar a todos es el objetivo final, con los progresos que compensen en diferentes áreas del estudio, desde el mismo uso de los profesores con herramientas de edición, composición, manera de explicar mediante los recursos tecnológicos o definir nuevas áreas o metodologías con formatos interesantes con nuevas perspectivas y campos de estudio e investigación aun por descubrir. Ahí esta el reto para la investigación en el centro de la enseñanza musical, los enfoques de el cómo y de qué manera puede introducirse en el ahora, y no vivir en el algún día, como nos expresa Palazón, en el que no hay muros ni tiempos establecidos fijos para el estudio musical ya que el uso de las tecnologías están a todas horas en las vidas de los alumnos el aprendizaje es universal, no sólo en música.

El cambio en los procesos de aprendizaje y enseñanza es total y la web es el entorno ideal donde a través de vídeos, ejercicios de todo tipo y aplicaciones diversas nos comunicamos con el alumnado y se produce entre todos el aprendizaje musical. Visiones que nos aportan, entre otros, Torres en sus escritos.

Los campos de investigación musical, podemos abordarlos desde el punto de vista del profesor compositor editor, que transforma los instrumentos, inventa nuevas formas musicales, estructuras sonoras a partir de la tecnología y todo lo que abarca el proceso creativo desde el mismo sonido, que es manipulado por el creador que dispone de todo un universo sonoro al alcance de un botón mediante ordenadores cada vez más potentes y programas aún más complejos sobre modelos y amplitudes de ondas. Manipulación de efectos o dominio de sintetizadores a partir de simples midi o efectos de diferentes estados, ruidos sonoros para crear ambiente y multi-samples partiendo de un ordenador. Los instrumentos ya no son el concepto que insertan una orquesta sino que se abre el abanico de posibilidades en la elección de nuevos timbres. Los márgenes se amplían en el espectro sonoro y el concepto del yo creativo abarca desde la propia desintegración de la forma o estructura tanto del sonido como de la estructura formal, incluso de la estética. No hay límites mediante la tecnología y como ejemplo podemos observar las tendencias de aunar música y escena con imagen y movimiento como un todo del movimiento creativo que no establece límites fijos, ya que el creador tampoco los tiene. Otra forma es la regresión al pasado con una nueva vista o prisma compositivo, retorciendo los atisbos de sonoridades antes reconocidas y formas desvirtuadas de lo que fueron y con una nueva apreciación, reaparecen como proceso nuevo por ejemplo en las composiciones de Arvo Pärt o la obras del compositor Ligeti o Taverner entre otros.
En la enseñanza, la visión es parecida con los educadores transgresores y creativos que quieren romper los muros del aprendizaje, ya que ellos mismos se dan cuenta que ya están rotos por el propio auge interno de la evolución de internet y los dominios del tiempo y espacio, y sólo les queda la búsqueda de nuevos horizontes. Como ejemplo del gran cambio mediante las tecnologías, nos centramos en algunos aspectos de los apartados de la enseñanza de lenguaje musical para poder contemplar la visión mas amplia de los campos de investigación actuales en nuestra materia.
a) El oído absoluto y la audición musical. Existen diversos estudios sobre el oído absoluto en el aprendizaje y metodología sobre dicho concepto en el algunos autores creadores de aplicaciones y métodos nos garantizan y afirman que se puede crear mediante el uso de sus aplicaciones alumnado con oído absoluto con ejemplos a ojos de un buen crítico con miras más allá del asombro de la influencia de aplicaciones para modificar o mejorar nuestro oído, absoluto, relativo o seudo- absoluto. Estudios neurocientíficos serios como las visiones de Shreeve, Critchley o Peretz nos dan una idea de estudios mediáticos sobre las relaciones neurocientíficas de los sentidos y las habilidades del oído en el ser humano, centradas en descifrar esta cuestión, pero la forma de implementar estas aplicaciones en la enseñanza y el tiempo igual a rendimiento es algo que está todavía como reto de investigación y desde luego la forma de utilización progresiva y niveles adaptados a la clase es una de las aplicaciones que los profesores pueden ofrecer en el aula. Sólo hay que ver la cantidad de aplicaciones en este ámbito que hay en el PlayStore o AppStore (EarMaster, Interval ET, EarTrainer, RelativePitchlite) para darse cuenta de la variedad de aplicaciones sobre notas musicales, acordes, melodías, escalas, cifrados musicales y también la rentabilidad económica que se quiere hacer de estas tendencias de aprendizaje y mejora del oído musical. La doctora Sofía Martínez Villar realizó para la ESMUC un estudio sobre la incidencia de este tipo de aplicaciones y llegó a las conclusiones que con supervisión de un profesor estas aplicaciones mejoran mucho el rendimiento que sin supervisión del trabajo y la cantidad de tiempo utilizado para su eficiencia pero en ningún caso estas aplicaciones sustituyen a un profesor.

Otras tendencias o planteamientos de estudio futuros de investigación es si el poseer este oído absoluto mejora realmente la calidad del músico en su interpretación o en el caso de la docencia a se mejor profesional en definitiva. En el apartado de la mejora de la enseñanza en cuanto a la audición son muchas las mejoras de páginas web que contemplan material para la realización de dictados musicales con correcciones y sus propios ejemplos y explicaciones como las páginas realizadas como material complementario por profesores de la enseñanza musical.

b) El ritmo y la coordinación motora. La mejora de la coordinación motriz, el cómo reacciona a la música nuestro organismo y las explicaciones del comportamiento humano a la estimulación musical para una mejora en aspectos científicos como beneficio en algunas enfermedades, o la mejora de la capacidad motriz para llevar mejor el ritmo musical en concordancia con nuestro cuerpos en instrumentos con los que tenemos que sentir e interactuar también es otro campo que nos afecta a la educación postural y a la psicomotricidad que desarrollamos los profesores en el aula. El conocimiento de estas áreas están ayudando en dar importancia a tomar conciencia de nuestro organismo y son muchos los cursos relacionados con la psicomotricidad y el sentir la música por medio de nuestro cuerpo por medio de los estudios de muchos pedagogos en la actualidad. Dalcroce por ejemplo, música y movimiento al servicio de la mejora corporal en los músicos.

Otra rama de investigación que hay en la actualidad es la mejora de la captación del ritmo a nivel de escritura diferentes aplicaciones que trabajan en webs o en aplicaciones para sistemas de Ordenadores MacOs, Windows, Tablet Android o Ipad, o Smartphones que trabajan fórmulas rítmicas del lenguaje musical por medio de ejemplos musicales donde casi todos se dirigen en su gran mayoría al sistema acierto- error. Resulta muy difícil encontrar aplicaciones en estos momentos que corrigen a partir de la realización de un alumno pero sin duda la dirección de las investigaciones y tecnologías van hacia el auto aprendizaje y la inclusión social. Ya disponemos por ejemplo de alguna aplicación que mediante el micro y la realización de una melodía por parte del interprete realiza una búsqueda armónica realizando un acompañamiento y añadiendo instrumentos en base a esa melodía inicial.
c ) La teoría y las explicaciones Online. Son muchas las web especializadas en teoría musical al servicio del alumno y material de apoyo para el profesor. Existen aplicaciones, artículos, vídeos explicativos a través de plataformas como Youtube, con canales específicos sobre esta materia y quizás en un futuro las clases online en directo no tengan retardo de tiempo en el sonido e imagen o diversos problemas con los lenguajes entre ordenadores (programas flash y drivers) para poder ejecutarse sin problemas o la interacción cada vez mayor entre alumno y profesor es parte de las investigaciones en la mejora de la calidad de enseñanza con la ayuda del las gafas de tres dimensiones y las investigaciones sobre como afectan en la integración de la clase por medio de la realidad virtual. Sin duda las clases del futuro. Como ejemplo podemos destacar el Máster Investigación e Interpretación musical de la VIU que se realiza completamente online sin pisar la Universidad. Todo virtual.

d) Recursos de materiales del profesor. En la integración de las tecnologías cabe destacar la inclusión para el profesor de nuevas herramientas sustitutas del cuaderno de profesor donde poder pasar lista, realizar apuntes o cálculos de medias, ya es un hecho. Aplicaciones que comunican entre los distintos dispositivos, teniendo posibilidades de grabar videos, audios, realizar fotos de los trabajos de clase o utilizar todos un mismo documento que comparten y modifican entre los alumnos y el profesor supervisa la acción. Todo ello de forma inmediata en el aula. Como ejemplo, las aplicaciones de ISeneca o IDoceo han revolucionado la enseñanza a todos los niveles al igual que la inclusión en las clases de las pizarras digitales a la vanguardia de las aulas, llevando al ostracismo poco a poco el gasto del papel y el uso de la pizarra normal cada vez menor.
e) Diversidad y tecnología. El impulso de las tecnologías para la atención e integración de la diversidad en el aula debe ser un logro futuro. Son necesarias para avanzar en la inclusión del alumnado con necesidades específicas y debemos ser conscientes de la importancia de este hecho en búsqueda de la integración y la inclusión de todos. Hay muchos trabajos actualmente en búsqueda de soluciones por medio de las tecnologías para la ayuda a la integración de personas con dificultad motora, auditiva, visual o por el hecho de la inclusión social tema que preocupa y mucho.

Por otro lado es interesante ser testigos en la actualidad, de los perfiles profesionales del músico moderno, ya  que abre un abanico de posibilidades como expertos en música, en la que ser concertista es sólo una de las vertientes, e incluso esta posibilidad hoy, está necesitada de una preparación en muchos sentidos que se sale del propio perfil del músico estudioso. Dominar idiomas y trabajar con las tecnologías es básico en la formación del alumno, que en un futuro será un Músico Actual, que además, facilitará a la hora de abrir camino en los perfiles de publicidad a la hora de recorrido personal en el ámbito de conciertos o trabajo profesional en las diferentes áreas relacionadas con música, como por ejemplo técnico de sonido, compositor, músico de formación clásica o grupo moderno, directorprofesor o experto en masterización (mastering) o productor musical para radio o televisión o simplemente un editor de listas musicales en redes sociales, crítico musical en diferente prensa incluida la digital o YouTuber reconocido, por no hablar de los perfiles relacionados con investigación musical que tanta falta hacen en el ámbito de los Conservatorios y Universidades, musicólogos, pedagogos y distintas variantes profesionales como el estudio del pasado socio-cultural relacionado con música en la antropología.

Todos estos perfiles, son necesitados de dominio de formación en TIC, Community Manager o experto en relaciones profesionales audiovisuales en redes sociales como marca, donde las tecnologías son el medio de expandirse y comunicarse. Por tanto, hay más trabajo que ser concertista y hay cabida en el mundo actual de trabajo como salida profesional. Encontrar un espacio en el universo de los buscadores requiere una dedicación expresa a la causa y muchas veces no somos conscientes de que el apartado de representación nos puede proporcionar una imagen, líneas de actuación con perfil concreto a desarrollar en un mundo tan competitivo. Estar preparados es nuestro destino.

Toda esta formación, tanto desde la perspectiva del profesor, como del futuro profesional de la música en cualquiera de sus ámbitos como hemos podido ver es todo un reto para el siglo XXI y la consecución de estos objetivos para la enseñanza universal y diversa es una finalidad en sí misma. La investigación, es en definitiva el camino que hay que recorrer si queremos superar las barreras del ahora y nos quedarnos en el desamparo educacional obtuso, en muros que realmente dejaron de existir hace tiempo por medio de la tecnología y la investigación musical.

 

Bibliografía.


Torres, L. (2011). Aplicación de las TIC en el aula de educación musical de la educación primaria. Musytic.com, un recurso para el docente. Eufonía. Didáctica de la Música, 52, 63-70.
Giráldez, A. (2007). La educación musical en un mundo digital. Eufonía. Didáctica de la Música, 39, 8-16.
Monteagudo, J. (2012). Y Orff se hizo digital. Nuevo instrumentarium en el aula de música del siglo XXI. Eufonía. Didáctica de la Música, 56, 20-26.
Palazón, J. (2014). La web como entorno para la enseñanza musical. Eufonía. Didáctica de la Música, 61, 24-31.
Torres, L. (2014). Educación musical en línea en la sociedad de la información y el conocimiento. Eufonía. Didáctica de la Música, 61, 7-14.
Sykes, D., Magee, J., & Kramer, J. (2011, May). Flashmob: distributed adaptive self- assembly. In Proceedings of the 6th International Symposium on Software Engineering for Adaptive and Self-Managing Systems (pp. 100-109). ACM.
Shenton, A. D. (2012). The Cambridge companion to Arvo Pärt. Cambridge: Cambridge University Press.
Shreeve, J. (1996). Music of the Hemispheres. Discover, 17(10), 90-98. Critchley, M., & Henson, R. A. (Eds.). (2014). Music and the Brain: Studies in the
Neurology of Music. Butterworth-Heinemann.
Peretz, I., & Zatorre, R. J. (Eds.). (2003). The cognitive neuroscience of music (p.xiii452). Oxford: Oxford University Press.

FacebookTwitterGoogle BookmarksLinkedin

Contacto

Mercedes Lucas Martínez
mercedes@mercedeslucas.com

 

 

 

1492472
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
111
1334
1445
1482240
23320
23937
1492472

Your IP: 34.204.194.190
2019-09-23 03:46